De profesión, meretriz


meretriz

Podía jactarse de haberse llevado la virginidad de tres generaciones de hombres de aquella comarca. Pero nunca lo hizo, aunque todos supieran quien era ella. Cuando se encontró a aquél chaval en su dormitorio, temblando como una hoja, supo que también se encargaría de una cuarta generación.

mp3: Joaquin Sabina “Una canción para la Magdalena”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s