Archivo de la categoría: la vida hasta aqui

Elegías / Silogismos


Un viaje en transporte público,
un trastornado drama
de película de sobremesa,
un beso anegado de trigo,
una meseta en la que
se agotan las miradas.

Cierta candidez fingida,
éste destino indeciso
de pasos de tango,
tal vez la revelación definitiva,
quizás la incertidumbre que
se esconde de sí misma.

Una pasión de esquimal,
un lunes cualquiera
donde no existen las tres y cuarto,
una embriaguez simulada,
un adolescente huraño
se oculta de los reyes magos.

Cierto adjetivo esdrújulo,
éste barullo afónico
de escándalos infundados,
tal vez la mañana atemporal,
quizás la voz de alarma que
se agota en su principio.

En resumen,
por aquello de agotar las posibilidades,
la colección de hastíos
con la que jalonar la vuelta al precipicio.

mp3: New Order “Elegia”

Anuncios

Mirada de bolero


«Sí» y «no», «mañana» y «cuando»
quiebran agudas puntas
de inútiles saetas
en tu silencio liso
sin derrota ni gloria.

Sin voz, desnuda, Pedro Salinas

entrada_29052014

Un rastro amargo
de una trampa
de una indefensión,
una intimidad impostada
que afloraba en momentos
en que eras tu contra el mundo
en que era sólo yo
contra mí mismo
sometidos a la carnalidad
de un lecho inexpugnable.

Persiguiendo caminos,
tarareando canciones
con telas de araña
en las semicorcheas,
leyendo tu rostro en Braille,
jugando a unir los puntos
sobre tu espalda,
escudándome en el deseo
que yo quería encontrar
en tu mirada de bolero.

Creo que la trampa de ser indefenso
me valió para hacer del tiempo
mi escudo
y mi lanza,
de los adjetivos
puntualizaciones blindadas
contra los martirios,
de tu mirada
(promesa de hierba)
la necesidad de ser chivo expiatorio.

mp3: Silvio Rodríguez “Desnuda y con sombrilla”

Daño colateral


entrada27052014

No es tu sexo lo que en tu sexo busco
sino ensuciar tu alma

Diario de un seductor, Leopoldo M. Panero

Sin apenas dudarlo
rebusco en tu alma de madelman
el ánimo soliviantando
del que tantas veces
a sagrado trató de acogerse
en camas ajenas.

Lúbrico.

Voyeur.

Descarado.

Escarbarse las entrañas.

Confesar debilidades ajenas.

Daño colateral del silencio.

Nuevos intentos
habituales opiniones
sumido en la críptica jerigonza
con la que intentar evitar el dolor…
práctica y estrategia
de automutilaciones.

Y vivir de la mendicidad
de los minutos.

mp3: Muse “Blackout”

Adoctrinamiento sincrético para relojes de arena


El tiempo pasa mientras miras a otro lado

Elegy, Isabel Coixet

Si alguna vez lees ésto has de saber
que mis palabras están
cada vez más lejos del mar
(que tome nota el apuntador )

Si hace falta levar anclas
de éste yermo baldío,
huyamos del sincretismo hastiado
de la blasfemia
y los desiertos a escala de los relojes de arena
mientras que, con la crueldad
de los cuentos de hadas, sonreímos.

Si alguna vez has escuchado lo que he dicho
has de saber y sabrás
que por más que haya representado
mi papel (éste premio
se lo dedico a mi chivato )
nunca supe cuál era mi sitio.

mp3: Joan Manuel Serrat  “Dondequiera que estés”


entrada09052014

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Víctima de escarnio íntimo,
vapuleado por palabras
con esquinas de acero
y acento de cuchilla,
salgo ileso de las escaramuzas,
patrocinando “El final de la escapada”

VISITE NUESTRO BAR

Podrá llegar otro tiempo
anestesiado de caminos y puertos,
una culpa que echará raíces
en la alevosía descalza
con la que una vez maldije mi sombra.

No queda más opción que la lucidez,
encogerse de hombros,
buscar en el fondo de los bolsillos
los trozos del disfraz de vulnerable,
la pose bohemia y trasnochada
de aquél que huye de los espejos,
de las sombras arbitrarias
y el exceso de escrúpulo.

mp3: Martial Solal “A bout de souffle”

Usura


El escritor es un imbécil que se cree Dios, y Dios es un imbécil muy parecido

Yo-Yo, Ray Loriga

entrada07052014

Préstame la voz
y esas manos
que desordenan mi piel,
el sudor en caída libre
por tu columna,
los gemidos apagados,
los labios
en carne viva.

Procúrame las noches
en mancebías,
las lunas nuevas,
las mañanas prístinas
los bucólicos atardeceres
que se intuían
en mis premisas seniles.

Dame el escondite
en el que esquivar
las maledicencias,
el dolor de un alma ortopédica,
la sinrazón razonada
de un cuerpo mutilado.

Suminístrame lágrimas
de agua oxigenada
de garrafón
de polvo o harina,
esas que escuecen
al fondo de los días.

Y cóbrate en carne.

mp3: Los Panchos “Perfidia”

D7: Tocado y herido


entrada05052014

A4: Agua

Por aquello
de las políticas contractuales
que nos vinculan,
se ruega mantener
las distancias estipuladas
en desorden de acercamiento.

D6: Tocado

Hablo al vacío
(puntualicemos que es una mala costumbre
que me salva de la esclavitud
de la cordura)

[D7: Tocado y hundido]

Arribar con denuedo.

Descalzarse de creencias
llegando desnudo al misterio
de otro cuerpo.

Con sorprendente elocuencia
quedarse sin la palabra precisa.

mp3: Niños Mutantes “Hundir la flota”

Venganza por imperativo impertinente


entrada04052014

Véngate del viento
de los impostores que sudan su vida
tratando de desfacer entuertos
de los que buscan
refugio en los portales
de los que no conocen el mediodía
mas son expertos en bajas pasiones
taciturnas.

Véngate del viento
de las noches bizarras
en las que te has sentido desnudo.

Véngate.

Porque en la armonía de las noches
tu vida
será digna de recuerdo.

mp3: Benjamin Biolay et Vanessa Paradis “Profite”

Vulgar y etéreo


entrada03052014

No menciones al deseo
como testigo del silencio
de tus miradas
que el cielo es una disculpa
para no hacer caso
de los segunderos.

Para ser rival en ésta vendetta
no es obligatorio pedir permiso,
mas te empeñas en incidir
en estos lugares
y en las urdimbres de la necesidad.

Vulgar a la hora de darte cuenta
de cómo me haces daño
hablando en cursiva.

Etéreo en el rastro
que se queda tras mi sombra
de bordes ilesos.

mp3: Patrick Wolf “Magpie”

Lo nocivo de vivir


entrada02052014

Una palabra nociva,
germen de retratos en sepia
en la penumbra de un cieno
rasgados por la incertidumbre
de un voto de lascivia:
no pierdo lo que tengo
si no lo que dejo atrás.

Afligido por los neones,
un cuerpo mellado de postigos,
denostado por la petulancia,
la calma de un necio
que se lava las manos.

Y la palabra de un niño,
ensalmo para la rabia
de la incertidumbre.

mp3: System of a Down “Toxicity”