Por qué no me muerdo la lengua


You wouldn’t let me say the words I longed to say
You didn’t want to see life through my eyes
[express yourself, dont repress yourself]
You tried to shove me back inside your narrow room
And silence me with bitterness and lies
[express yourself, dont repress yourself]

Did I say something wrong?
Oops, I didn’t know I couldn’t talk about sex
[i musta been crazy]
Did I stay too long?
Oops, I didn’t know I couldn’t speak my mind
[what was I thinking]

 

Aparte de la respuesta obvia (porque me envenenaría) la razón principal es la distancia a la que me han ido empujando hechos y actitudes, desplantes, malas caras y respuestas fuera de tono y de lugar. Que, de la noche a la mañana, alguien deje de hablarte. Que alguien que se precia de ser tu amigo te haga un traje a medida (de sus intereses)

A base de hostias, he aprendido que hay mucha gente que está a tu lado, sólo en función de sus intereses. Cuando alcanzan su objetivo marcado te descartan y buscan a otra persona a la que utilizar, sin darse cuenta de que lo que para ellos era una relación utilitaria, para ti significaba algo más. La ventaja es el poder discriminar a quién llamas “amigos” y a quién puedes tildar de “conocidos”.

HUMANNATUREVIDEO

Tal vez alguien se pregunte (siempre presupongamos la curiosidad, es uno de los rasgos que han permitido que el ser humano avance) la razón por la cuál en éstos momentos me decida a escribir palabras como estas. La razón es bien sencilla (aunque también tenga sus matices) y es que ya me da igual. Sin razón aparente se ha optado por criticarme y se me ha hecho daño. Sin venir a cuento, de pronto, las actitudes de la gente se vuelven diametralmente opuestas. Las fases por las que pasas se pueden resumir en las siguientes:

  1. Confusión: En el momento en el que te das cuenta de que algo no funciona como es debido, que se ha producido un cambio que no eras capaz de ver venir.
  2. Dudas: Te planteas qué has podido hacer mal, a veces, incluso se lo preguntas directamente a la persona interesada (normalmente te responden con una falsa sonrisa y aseguran que no pasa nada, que todo sigue como siempre)
  3. Dolor: Te das cuenta de que, realmente, la relación se ha deteriorado de tal forma que nunca podrá volver a ser como antes.
  4. Indignación: Te preguntas cómo es posible, quién se cree que es, cómo ha sido capaz, y varias cuestiones más en un ataque de dignidad que, en algunas ocasiones, puede llegar a causar ciertos estropicios.
  5. Indiferencia: O lo que viene a ser pagar con la misma moneda, tratas de que te resbale el tema y lo dejas correr, intentando convencerte de que es la ultima vez que te pasa.

Yo ya he llegado a una sexta fase: aquella en la que la distancia es el olvido (perdón por mi vena bolero) quiero decir que la distancia te da perspectiva y la perspectiva te permite analizar, ironizar y caricaturizar conductas que se hacen evidentes.

Por eso me permito explayarme. Y no me muerdo la lengua.

mp3: Madonna “Human nature”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s