Tocar tierra


Puedo hacerlo.

De verdad.

Aterrizar
y llenarme las rodillas
de tierra
y el alma de arañazos,
los ojos
de arena.

Tocar tierra
no debe de ser tan difícil
una vez has conseguido volar,
después de haber despegado
y compartir con Ícaro
alas y trayectos.

No puede ser difícil.

Tengo que hacerlo.

Después de remontar el vuelo
tocaré tierra,
sin querer y sin poder,
como si hubiera caído
de un columpio
en desordenado vaivén.

Podré hacerlo.

Volar y tomar tierra.

Como uno de esos sueños.

Sé volar
y voy a hacerlo.

Aunque luego despierte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s