Candidez cíclica


Las niñas juegan a princesas
y a los niños les da por perseguir
el mar en un vaso de ginebra

Pongamos que hablo de Madrid, Joaquín Sabina

entrada01052014

Guerras en miniatura
en la calle,
las cosas no son tan fáciles
como te enseñan en los libros
cuando eres un opositor
a noctífago.

Los niños juegan a los héroes,
las niñas a princesas.

La última vez
que dijiste esas palabras
el llanto se quebró en duelos.

Él vino a rendir cuentas
con las brújulas
que retrasaban las horas,
yo, a mirar inquieto
las puntas de mis zapatos,
tu viniste a que me sintiera
parte de la audiencia.

Los niños juegan a camellos,
las niñas a rameras.

Los aplausos
son salvas de petardos
de inconstancia,
sogas al cuello
para los que padecen
de insomnio.

Con los pies en el suelo,
calzando sus zapatos,
buscando en los bolsillos
las historias
que no alcanzan para el autobús.

Los camellos juegan a niños,
las princesas a rameras.

Ahora juego
a evitar las gotas de lluvia.

mp3: NONONO “Pumping blood”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s