La incertidumbre al servicio del deseo


Poniéndome vulgar,
siendo ordinario,
podrías haber olvidado
otros veredictos.

Siendo vulgar,
como a veces te gustaba que fuera,
me asfixio entre las manos
de un intento de delirio.
Con la mala costumbre
que es ésta displicencia
y el saberme más distante
más frío
más indiferente
de todos los desastres
que una vez fui capaz de conjurar.

Estando entre la vulgaridad
y el desafío del desprecio
aún perfilo en mi rostro
ciertos besos radioactivos.

mp3: The chemical brothers “Let forever be”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s