El exilio de los viernes

El exilio de los viernes


Me he desterrado de los viernes
y de tus ojos,
sin embargo nunca una ausencia
se me había parecido tanto,
tanto, al recuerdo.

Con el paso de los años
las heridas
son ahora rendijas
en vez de profundos pozos
en los que vivir tu exilio.

A fuerza de odiarte tanto,
tanto, he atravesado la línea
del cariño.

He querido abrazarte
y encuentro mis brazos vacíos.

Pero el tiempo
no significa olvido,
sino heridas menos profundas,
apenas arañazos.

He querido besarte
y no he hallado tus labios.

Me he desterrado de los viernes
que van de enero a diciembre,
pero no por eso
me siento más vacío.

Preferiría haberte odiado
con el exceso de la lujuria
que amarte
en presente simple,
pero a veces
no es posible aguantar tanto,
tanto, silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s